La nueva Educación para la Ciudadanía, sin ‘igualdad’, ‘sexismo’ o ‘racismo’

La nueva reforma educativa que se espera esté lista y aprobada para el curso 2013/2014 ya no tendrá como asignatura la polémica Educación para la Ciudadanía (EpC) sino que habrá una nueva asignatura Educación Cívica y Constitucional, como ya anunciara el Gobierno de Mariano Rajoy, con el objetivo de acabar con “el adoctrinamiento ideológico”.

Los temarios de esta materia, introducida como obligatoria por la Ley Orgánica de Educación (2006), originaron un importante movimiento de oposición. Asuntos relativos a la familia, el amor y la sexualidad son algunos de los puntos que más polémica han generado.

Sin embargo, mientras llega la reforma, el Consejo de Ministros prefiere no esperar y ha aprobado una serie de modificaciones en la aún EpC que ya recoge el Boletín Oficial del Estado de este sábado y que, por tanto, serán aplicables para el inicio del curso que se avecina. De hecho, los editores trabajan desde mayo para tener los contenidos de los libros actualizados.

Así se elimina, entre otros aspectos, las referencias a las afectos, las relaciones entre hombres y mujeres o la valoración crítica de la división sexual del trabajo, los prejuicios sociales racistas, xenóbofos, antisemitas, sexistas y homófobos. Y quedan sustituidos por otros relacionados con la familia en el marco de la Constitución Española, los valores fundamentales de la Carta Magna y sus símbolos, los derechos civiles, políticos económicos y sociales.

El Ministerio de Educación quita del temario las referencias a la pobreza en el mundo, la ‘feminización’ de la misma, la falta de acceso a la educación como fuente de pobreza e incluye en ese apartado los ‘conflictos del mundo actual’: el terrorismo, los estados fallidos, el fanatismo religioso y el nacionalismo excluyente, que se recupera tras haber sido retirado el pasado mes de mayo.

Según un comunicado del Ministerio, los alumnos profundizarán en la necesidad de “ética” y “transparencia” en la dirección y gestión de los asuntos públicos, el respeto de la propiedad intelectual y la importancia de la iniciativa privada en la vida económica y social, entre otros asuntos.

Si se compara lo aprobado por el Gobierno anterior en el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre con lo modificado este sábado uno de los primeros cambios que se observa es que desaparece cualquier referencia a la igualdad entre hombres y mujeres.

Así en la descripción que el Ejecutivo de Zapatero acordó en 2006 se puede leer: “Individuos y relaciones interpersonales y sociales, trata los aspectos personales: la autonomía y la identidad, el reconocimiento de las emociones propias y de las demás personas. Propone un modelo de relaciones basado en el reconocimiento de la dignidad de todas las personas, del respeto al otro aunque mantenga opiniones y creencias distintas a las propias, de la diversidad y los derechos de las personas. A partir de situaciones cotidianas, se aborda la igualdad de hombres y mujeres en la familia y en el mundo laboral. Un aspecto prioritario, relacionado con la autonomía personal, es siempre la asunción de las propias responsabilidades”

Mientras, la modificación aprobada este viernes por el Consejo de Ministros recoge en el mismo apartado lo siguiente: “El Individuo y las relaciones interpersonales y sociales, trata de la libertad de las personas, su autonomía, la asunción de responsabilidades, identidad y condición moral, así como de los hábitos personales y sociales relacionados con la alimentación saludable y el fomento de la actividad física. Todo ello basado en el reconocimiento de la singularidad de todo ser humano y de los distintos caracteres y maneras de ser, así como la dignidad de todas las personas y de manera particular de aquéllas con discapacidad”

Pero no sólo la nueva redacción de esta asignatura elimina comentarios sino que añade otros aspectos. Por ejemplo, cuando se desarrolla el apartado ‘Contribución del área al desarrollo de las competencias básicas’ (descripción más ampliada de la asignatura y sus objetivos) en lo dispuesto por el Gobierno del PSOE se establecía que EpC pretendía el desarrollo de niños y niñas como personas dignas e íntegras, lo que exige reforzar la autonomía, la autoestima y la identidad personal, y favorecer el espíritu crítico para ayudar a la construcción de proyectos personales de vida”.

Ahora, al final de este párrafo el Gobierno del PP añade que EpC “pretende el desarrollo de niños como personas dignas e íntegras, lo que exige reforzar la autonomía, la autoestima, el afán de superación, y favorecer el espíritu crítico para ayudar a la construcción de proyectos personales de vida”. Es decir, se modifica “identidad personal” por “afán de superación”.

En el mismo apartado también se elimina la siguiente referencia: “(…)ayudar a generar un sentimiento de identidad compartida, a reconocer, aceptar y usar convenciones y normas sociales e interiorizar los valores de cooperación, solidaridad, compromiso y participación tanto en el ámbito privado, como en la vida social y política, favoreciendo la asimilación de destrezas para convivir”.

También los objetivos de la asignatura se modifican. Si en 2006 eran ocho ahora pasan a 10, donde el cambio más destacado se produce en el punto número uno que pasa de referirse a desarrollar “la autoestima, la afectividad y la autonomía personal en sus relaciones con las demás personas, así como una actitud contraria a la violencia, los estereotipos y prejuicios” a desarrollar “el autoconocimiento, el afán de superación y la autonomía personal“.

 

Fuente: El Mundo

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/08/04/espana/1344071841.html

Etiquetado con: , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*